Inicio
  • EL INQUILINO

    EL INQUILINO

EL INQUILINO

EL INQUILINO
EL INQUILINO 1
EL INQUILINO 2
EL INQUILINO 3
EL INQUILINO 4
EL INQUILINO 5
EL INQUILINO 6
EL INQUILINO 7
EL INQUILINO 8
EL INQUILINO 9
EL INQUILINO Plano 1
EL INQUILINO Plano 2
Programa 
Residencial / Interiorismo
Cliente 
Confidencial
Situación 
Logroño
Superficie 
120m²
Fecha 
2018+
Fotografía 
rodar
Condicionantes 

El encargo viene motivado por la necesidad de reconvertir unas oficinas del centro de Logroño nuevamente en vivienda, restaurando su uso original para destinarla a alquiler. La cocina había sido eliminada, y la estancia que originalmente ocupaba esta función, colonizada por un archivo. Se trata de una reforma parcial que actúa principalmente en los núcleos húmedos a la vez que actualiza la distribución optimizando la organización general de la planta.
La vivienda se abre en su fachada principal a la calle y en su fachada interior a una amplia terraza a la que actualmente da la espalda. La propuesta busca también reconectar la vivienda con esta singularidad que le otorga su situación.

Propuesta 

Una de las premisas principales era dotar a la vivienda de un espacio para cocinar con comedor diario, definiendo de forma precisa la zonificación funcional del conjunto. A partir de la aparición de la cocina, la estructura espacial se modifica: se eliminan las circulaciones innecesarias y se reestructuran los espacios.
Incorporando un elemento metálico como divisor entre la nueva cocina y las demás zonas de la casa, se reorganiza el esquema circulatorio de la vivienda. De esta manera, la distribución se organiza en una zona social donde aparecen el acceso, el comedor  y la sala; una zona privada con los dormitorios y aseos y una última zona de uso intermedio donde está la nueva cocina-comedor que actúa como nexo relacionando los distintos espacios de la vivienda.
Este nuevo elemento organizador se materializa en una carpintería que trabaja de manera flexible. Es capaz de ofrecer intimidad o abrirse francamente según la situación. En su posición abierta permite integrar la cocina con el comedor en una gran estancia. En su posición cerrada aísla la cocina espacialmente pero manteniendo la relación visual a través de su transparencia, favoreciendo el juego de miradas cruzadas entre los espacios.
El resto de la distribución original de la vivienda se mantiene a excepción de los aseos, que equilibran su tamaño en relación al conjunto, vinculando uno de ellos directamente con el dormitorio principal.
La intervención busca también incorporar el espacio exterior de la terraza en la vida diaria de sus habitantes. Comunicando visualmente la zona social con este espacio abierto de sol, logramos que el interior participe de esta expansión a la vez que se incrementa la entrada de luz.

Materialización 

Al tratarse de una reforma parcial sólo se interviene de forma integral en determinadas zonas, como la cocina y los baños, conservando muchos de los elementos existentes, como el suelo de algunos de los ambientes.  Se interviene en todo el perímetro exterior mejorando su condición tanto térmica como acústica.
La incorporación de una carpintería de hierro liviana dota a las circulaciones, a través de sus transparencias, de otra percepción espacial permitiendo que la luz natural penetre en el distribuidor interior.